No existen muchos estudios sobre los suelos de Canarias pero sí se conoce las características del suelo volcánicos que protagoniza la mayor parte de los suelos de las islas y su capacidad para la viticultura especial debido a al suelo y al clima de las islas. Las Islas Canarias son ejemplo de un clima más o menos homogéneo durante todo el año, aunque hay que destacar que llegan del Atlántico unos vientos alisios que son los culpables de generar la humedad en las islas. A más relieve más sensible a los efectos de dichos vientos. Los suelos a parte de volcánicos, varían de isla en isla e incluso de las afueras al centro de la isla. En general en Canarias, los suelos suelen ser calizos, volcánicos o arcillosos. La humedad, la calima y el cambio climático producen unos efectos en los muros y paredes que podrán dilatar las partículas de estos y se abren, se separan dejando un hueco que a la larga puede generar un grave problema y afectar a la estabilidad del edificio. Reparar grietas en las paredes no es una tarea sencilla si se quiere hacer bien, por eso, lo mejor es contactar con un equipo de profesionales que valoren la situación y apliquen los métodos y materiales que consideren oportunos según los tipos de cimentaciones. Lo mismo ocurre si existiera alguna situación momentánea y grave como la licuefacción de suelos.

Los suelos de Canarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *