Gran Canaria es conocida mundialmente por su maravilloso clima y sus espectaculares paisajes. Pero el Arte y la Cultura tienen también su sitio en esta isla que se ha llamado continente en miniatura por la increíble variedad que atesora. La mayor parte de los monumentos que se pueden ver en Gran Canaria son posteriores a la época de la conquista, aunque se han podido preservar algunos yacimientos y lugares pertenecientes a los aborígenes de la isla (Cueva pintada de Gáldar, el Cenobio de Valerón en Santa María de Guía).

Algunos monumentos reseñables son: la Catedral de Canarias (en Las Palmas de Gran Canaria), la Basílica de Nuestra Señora del Pino Patrona de la Diócesis de Canarias, la Basílica de San Juan Bautista (Telde) y la Iglesia de San Juan Bautista (conocida como la catedral de Arucas, a pesar de no ser catedral).

También en la capital insular, en el barrio histórico de Vegueta, se hallan monumentos a destacar, como el Museo Canario, la Plaza Mayor de Santa Ana, la Plaza del Espíritu Santo, la Casa de Colón, la ermita de San Antonio Abad (donde Cristóbal Colón rezó antes de continuar su primer viaje a América), el Museo Diocesano de Arte Sacro de Las Palmas de Gran Canaria y la Casa Regental, junto al Ayuntamiento (histórica residencia de los Capitanes Generales de las islas y los Regentes de la Real Audiencia de Canarias; en la actualidad sede de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Canarias).

Gran Canaria, el pequeño continente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *