¿Has pensado alguna vez cómo se limpia el avión en el que vas a viajar? Aunque pueda parecer algo sencillo, empresas de limpieza como Soldene calculan que se emplean unas 50.000 horas de trabajo y mano de obra cualificada para el mantenimiento y la limpieza de un avión.

El personal tiene que estar formado específicamente para realizar este tipo de limpieza, ya que requiere productos y equipamientos especiales, y el tiempo es limitado.

Todas las aerolíneas dedican esfuerzos para que tu próximo vuelo a Gran Canaria o a otros destinos sea lo más cómodo posible. Los procesos de limpieza son distintos para cada una, pero el tiempo suele ser el mismo para todas. Si la limpieza es solo superficial, puede durar unos 40 minutos, mientras que si se limpia a fondo, se pueden tardar hasta cinco horas.

En la parte externa del avión se acumulan restos de combustible, líquido hidráulico y otros lubricantes, deshechos de gomas y pinturas, polvo, tierra, etc. Debido a los cambios de presión y temperatura que sufre el avión al viajar, la suciedad se adhiere firmemente a las superficies y puede llegar incluso a desencadenar en la corrosión de las diferentes partes que componen el vehículo. Si se realiza una limpieza a fondo de manera periódica, se reduce el número de paradas del avión para su reparación. También ayuda a que los equipos vayan mejor, lo que se traduce en un aumento de la seguridad, la eficiencia aerodinámica y el ahorro de combustible.

 

¿Cómo se realiza la limpieza de un avión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *